Es aconsejable visitar periódicamente al ginecólogo, realizar revisiones anuales para la realización del papanicolau o citología cervicovaginal y un ultrasonido vaginal. Además cada 6 meses repetir la citología cervicovaginal sobretodo en mujeres sexualmente activas, para prevenir posibles enfermedades y consultar cualquier duda que pueda surgir con el especialista. El ginecólogo está presente en las diferentes etapas de la vida de la mujer.

Es muy conveniente que la mujer que mantiene relaciones sexuales acuda periódicamente al ginecólogo:- en primer lugar, para prevenir cualquier alteración del sistema genital femenino y, – en segundo lugar, para resolver dudas sobre sexualidad y anticoncepción (métodos anticonceptivos). Además, tengas o no relaciones sexuales, cualquier alteración o irregularidad de tú ciclo menstrual deberá ser consultada con tu ginecólogo.